En muchas ocasiones, aquellos que no nos hemos involucrado con las finanzas de manera cercana, tendemos a creer que podemos utilizar todo el dinero que ganamos, o incluso ocupar ese dinero para comprar algo de mayor valor, aún cuando esto implique la adquisición de un pasivo (deuda). Si este es tu caso, te recomiendo que comiences por entender lo básico acerca del dinero, después de todo, es sólo una herramienta más, y como tal, debemos aprender a manejarla de la mejor manera, sobre todo si queremos utilizarla para alcanzar y vivir nuestra misión de vida.

Debemos comprender los conceptos de gasto (lo que reduce dinero de tu bolsillo), del flujo de efectivo, por ejemplo su clasificación de acuerdo a su uso (efectivo: operativo, financiero y de inversión), conocer a cuánto asciende tu efectivo “libre” (que es del único que puedes disponer). Entender que no toda la deuda es mala, pero que debes saber cuál es tu capacidad de endeudamiento para no sobrepasarla, además de saber cuál es el uso más adecuado de esa deuda, el uso adecuado de las tarjetas de crédito (evitar los tarjetazos en parafernalias) y cómo salir de tus deudas.

También implica saber lo que son los activos (lo que mete dinero a tu bolsillo), y cómo manejar tus recursos para aumentarlos y generar ingresos pasivos o residuales que te permitan solventar totalmente tus gastos y mejorar tu estilo de vida. Esto implica utilizar ciertos vehículos para dejar de “perseguir la chuleta” (trabajar para vivir y vivir para trabajar) y comenzar a tener una vida de tranquilidad, estabilidad y libertad financiera (los tres niveles).

Una forma de comenzar a vivir este nuevo estilo de vida es practicar en un ambiente controlado, por ejemplo en juegos de mesa que te inculquen parámetros de inversión como Monopolio (Turista Mundial) -cuatro casas, un hotel- o Cashflow (Flujo del dinero, salir de la carrera de la rata). Ya que en ellos, como en la vida: Si no entiendes el juego, y sus reglas, Tu No puedes jugar el juego.

“Es imprescindible descubrir tu genio interior y desarrollarlo, pero sólo de ti depende el lograrlo o no”.
“A medida que tu conocimiento aumenta, el riesgo disminuye. A medida que el riesgo disminuye, tu rendimiento aumenta”. Lery Miza (RichDad Coaching)

Así pues, dejar de “perseguir la chuleta” requiere crear modelos financieros, perder el miedo a invertir, aprender a delegar y perder el miedo a perder. Debes administrar y planear tu tiempo para luego analizar, evaluar e interpretar tus áreas de oportunidad.

Debes elegir aprender y entender cómo tomar decisiones informadas sobre el rumbo que deberán tomar tus finanzas, y llevar a cabo todas las acciones que esas decisiones requieran.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

 
Cualquier transacción en este sitio es segura, y su información confidencial está protegida.
© 2018. Crece Tu Negocio - Gestión Empresarial en Equilibrio®, un proyecto de BORGIO ARQUITECTOSs
Ver nuestra Política de Privacidad.
Nuestro sitio utiliza las cookies de Google Analytics para conocer su comportamiento y preferencias dentro del sitio, si usted continúa está aceptando implícitamente estas condiciones, de NO ser así, por favor salga de este sitio web.
Homines, dum docent discunt

Arq. Raul Ernesto Gio

Utilizamos el Sistema de Gestión de Socios WishList Member
A %d blogueros les gusta esto: