Hace algunos años las empresas podían sobrevivir con un buen producto o servicio, siempre que este fuera “renovado” incluso a nivel cosmético o actualizado de manera importante, para no perder competitividad y tener oportunidades de volver a penetrar el mercado, usando esto como un impulsor en la etapa madura de la compañía.

Sin embargo, en los últimos años han surgido tres grandes tendencias: Mantener la competitividad como un motor para mejorar la eficacia y la eficiencia, Cumplir las expectativas cada vez más exigentes de los clientes y consumidores, y la Globalización, ya que sin importar el tamaño o giro de tu empresa, te verás obligado a competir en un mercado global. Siendo así que, si tu no quieres competir por precio, estarás obligado a ser diferente, y para lograrlo ¡tienes que innovar!

Pero ¿que es innovar? De acuerdo con la definición de Andy Bruce y David Birchall en su libro Innovation:

“La innovación se define como la explotación comercial de ideas. Ello significa que debe combinar el pensamiento creativo con la capacidad de implementarlo eficazmente. Además, las ideas han de abarcar todos los aspectos del mejoramiento del desempeño de la compañía, no sólo los productos y servicios”.

La rapidez con la que cambia el mundo actual de los negocios es fascinante, lo que hoy resulta rentable y exitoso, para mañana podría ser obsoleto o mejorado por la competencia. La innovación es la clave de la diferenciación, lo que es indispensable para mantenerse a la vanguardia.

Existe innovación de productos/servicios (un producto o servicio nuevo o mejorado), innovación de procesos (formas diferentes de producción, de maquila o manufactura), innovación de mercado (nuevos mercados o formas nuevas de ofrecer bienes y servicios), innovación del negocio (transformación de la compañía o diversificación del modelo de negocios). Lo importante es que en este proceso participen todos los colaboradores de la empresa. Si se logra crear una cultura de innovación donde ésta forme parte integral de la empresa, habrá mayores probabilidades de éxito. Tal vez mejorar continuamente lo que estás haciendo en este momento no sea suficiente para la supervivencia de tu empresa a largo plazo, y mucho menos para alcanzar el éxito, lo que se requiere es mejorar radicalmente un producto actual o entrar en un mercado nuevo.

Las empresas que desean incorporar la innovación deberán contar con:

  1. Un sistema descentralizado para generar e identificar ideas que permitan mejorar productos y procesos.
  2. Un sistema bien estructurado para seleccionar y promover el desarrollo de las ideas más prometedoras, además de una serie de criterios basados en una visión de largo plazo.
  3. Estructuras eficientes para producir y proporcionar productos y servicios.
  4. Un sistema debidamente organizado para registrar y tomar en cuenta la retroalimentación proveniente de los clientes.
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

 
Cualquier transacción en este sitio es segura, y su información confidencial está protegida.
© 2018. Crece Tu Negocio - Gestión Empresarial en Equilibrio®, un proyecto de BORGIO ARQUITECTOSs
Ver nuestra Política de Privacidad.
Nuestro sitio utiliza las cookies de Google Analytics para conocer su comportamiento y preferencias dentro del sitio, si usted continúa está aceptando implícitamente estas condiciones, de NO ser así, por favor salga de este sitio web.
Homines, dum docent discunt

Arq. Raul Ernesto Gio

Utilizamos el Sistema de Gestión de Socios WishList Member
A %d blogueros les gusta esto: